La contaminación por metales pesados de la Reserva Nacional del Lago Junín, Perú: consecuencia involuntaria de la yuxtaposición de la hidroelectricidad y la minería.

La ingeniería hidráulica es cada vez más confiada para proporcionar el desecho de la estación seca necesario para la generación hidroeléctrica del Perú. Sin embargo, la reorientación de la corriente puede dar lugar a consecuencias imprevistas, y aquí documentamos la contaminación mayorista de la Reserva Nacional del Lago Junín mediante el drenaje ácido de las minas del distrito minero de Cerro de Pasco. Desde la construcción de la presa de Upamayo en 1932, el río San Juan, que drena la región del Cerro de Pasco, ha sido redireccionado estacionalmente al lago Junín. Como resultado, los decímetros superiores de sedimentos en el lago contienen concentraciones máximas de Cu, Zn y Pb de ~ 6000 ppm,  50.000 ppm y ~ 2000 ppm, respectivamente, con los dos últimos superando ampliamente los límites de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) para los 150 km2  Cuenca del lago Que la fuente de la contaminación al lago Junín es el drenaje ácido de la mina de Cerro de Pasco se apoya en gradientes espaciales en concentraciones de metales, concentraciones de calcita auténtica (marga) y en el registro isotópico del agua de Junín. Hoy en día, los 50 cm de sedimento superior en el lago Junín contienen ~ 60.400, 897.600 y 40.900 toneladas métricas de Cu, Zn y Pb, respectivamente, lo que equivale a ~ 5.1 años de extracción de Zn y ~ 0.7 años de Extracción de Pb de las operaciones mineras en Cerro de Pasco a precios corrientes.

Tipo de documento:

Ámbito de la publicación:

Fecha de publicación:

Jueves, 6 Julio, 2017